Albert Camus (filósofo, novelista y portero francés) explicaba cómo su moral nacía de dos grandes aficiones: el teatro y el fútbol. A ambas tareas colectivas las elevaba a la categoría de universidad personal, porque le habían enseñado los valores del esfuerzo compartido y el sentimiento de pertenencia. Decía: "Todo lo que sé con seguridad acerca de la moralidad y las obligaciones se lo debo al fútbol"

lunes, 20 de febrero de 2017

21ª Jornada: Ciutat de València, 1 . Utiel, 5

Ficha: Nacho, Carlos E, Revert, Álvaro M, Monti, Dani, Álex (1), Franco, Pablo, Lobato, Borja, Álvaro N, Edu, Adriá.


LA CRÓNICA DEL MISTER

Nos hacen 3 goles en 10 minutos por errores de marcaje, puesto que hay jugadores que juegan en posiciones que no son las suyas y se nota.

Tenemos que mirar adelante, derrota merecida y con muy poca intensidad nuestra.

lunes, 13 de febrero de 2017

20ª Jornada: CF E1 Valencia, 1 - Ciutat de València, 3

Ficha: Nacho, Adrián, Tomi, Carlos E, Revert, Álvaro M (1), Monti, Dani, Álex, Franco, Vicente (2), Pablo, Lobato, Borja, Zara, Edu.


LA CRÓNICA DEL MISTER

Partido que debimos finiquitar en la primera parte con 5 ocasiones de gol, y tuvimos la suerte de meter el 0-1 en el minuto 45.

Bien en líneas generales el primer tiempo, salimos en segunda parte con la misma intensidad y metemos el 0-2.

En el minuto 60 bajamos un poco físicamente y por errores defensivos en el 85 nos hacen el 1-2, aunque dos minutos más tarde hacemos el 1-3.

A seguir trabajando y mejoraremos mucho.

miércoles, 8 de febrero de 2017

19ª Jornada: Ciutat de València, 2 - Buñol. 0

Ficha: Nacho, Monti, Borja, Vicente, Dani, Tomi, Lobato, Álex (1), Carlos S, Álvaro N, Revert, Franco, Pablo, Carlos E, Álvaro M, Rubén.





LA CRÓNICA DE JESÚS



El día de “perros” que nos hizo el domingo, nos hizo visionar un partido “feo” a priori, en el que el control del balón no era tarea fácil; era un partido que nuestro equipo vislumbraba con tensión y temor al ser el líder el que se enfrentaba a nosotros. Y no solo eso: había que luchar contra un rival mucho mayor que el Buñol, había que luchar contra el viento.

Esta circunstancia climatológica fue determinante en el desenlance: nosotros escogimos campo en la primera parte y nos vinimos arriba como buenamente pudimos; las rachas, a veces, aunque fueran a tu favor, impedían también dar tres o cuatro pases seguidos (que se lo pregunten al Buñol en la segunda parte).

Llegó el gol en el corner, y nos íbamos al segundo tiempo pensando que el  Buñol nos iba a coger el centro del campo y nos iba a acorralar arriba, pero no fue así: una contra nuestra y la consecución del segundo gol hizo que, mentalmente, el equipo rojo se fuera abajo y nosotros, poco a poco, controlásemos más nuestro centro del campo en unión con la defensa anulando al líder de esta categoría.

El viento, por una vez, alejó viejos fantasmas derrotistas que se habían implantado en este equipo. La lástima es que ciertos aspectos tóxicos no se los lleve también…

Sal U2 
Jesús